Asambleas

Son espacios de deliberación pública a nivel de los barrios de Quito, entendiéndose estos últimos como circunscripciones territoriales legalmente constituidas o aquellas que se auto identifiquen por motivos históricos, culturales y de necesidades, y que tienen como objetivo incidir en las decisiones que afecten a su barrio, la prestación de servicios en su sector, necesidades del sector y la comunidad y la gestión de lo público. Es el órgano de representación del barrio y constituye el primer nivel de relación con el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito. Atribuciones y ámbito de acción.- Las asambleas barriales dentro del ámbito de sus competencias ejercerán las siguientes atribuciones: Elegir a cuatro (4) representantes que participarán en la Asamblea Parroquial, asegurando que exista alternancia, equidad e igualdad de género, intergeneracional, interculturalidad e inclusión. Estos representantes durarán un año en sus funciones y podrán ser reelegidos por una sola vez; Respetar y exigir el cumplimiento de derechos, especialmente en servicios públicos; Promover la organización social y la deliberación colectiva sobre temas del barrio; Analizar los planes de desarrollo y ordenamiento territorial, parroquial, zonal y distrital, en función de una planificación coordinada con autoridades y otras instancias de participación para el desarrollo barrial; Construir y proponer agendas barriales de desarrollo a partir de la identificación de las necesidades específicas del territorio y las alternativas para satisfacerlas. Las prioridades establecidas en las agendas constituirán insumos a la planificación parroquial, zonal, y metropolitana; Ejercer control social a todas las instancias, organismos y empresas públicas municipales que conforman el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito; Promover y ser parte activa en los procesos de rendición de cuentas; y, Participar de los mecanismos de participación ciudadana y control social, establecidos en la ley y la presente Ordenanza.

Las asambleas parroquiales son espacios de deliberación pública, y constituyen la instancia intermedia de participación ciudadana, a nivel de las parroquias urbanas y rurales de Quito.. Conformación.- La asamblea parroquial estará conformada por cuatro (4) representantes de cada una de las asambleas barriales, un representante de cada una de las comunas y comunidades legalmente registradas. Pueden participar los ciudadanos que deseen ser escuchados en las asambleas, y los representantes de las diversas organizaciones que existan en la parroquia, ya sean de carácter territorial, temático o social. Atribuciones y ámbito de acción.- Las asambleas parroquiales tendrán las siguientes funciones: Elegir a 10 representantes que participarán en la asamblea zonal, asegurando que exista alternancia, equidad e igualdad de género, intergeneracional, interculturalidad e inclusión. Estos representantes durarán un año en sus funciones y podrán ser reelegidos por una sola vez; Elegir a un representante de las comunas y comunidades de la parroquia asegurando que exista alternancia, equidad de género, intergeneracional, interculturalidad e inclusión; Respetar y exigir el cumplimiento de derechos, especialmente en servicios públicos; Discutir la priorización de obras y la ejecución de los presupuestos participativos asignados por la municipalidad, en coordinación con las administraciones zonales; Analizar los planes de desarrollo y ordenamiento territorial en función de una planificación coordinada con autoridades y otras instancias de participación y desarrollo parroquial; Realizar seguimiento al cumplimiento de los acuerdos establecidos en el marco de la planificación participativa; Promover y ser parte activa en los procesos de rendición de cuentas; y, Participar de los mecanismos de participación ciudadana y control social, establecidos en la ley y la presente Ordenanza.

Son instancias de deliberación y planificación, a nivel de las administraciones zonales en el MDMQ. Composición.- Estará conformada por diez (10) representantes de cada una de las asambleas parroquiales existentes en la zona y por un (1) representante de las comunas y comunidades de cada parroquia. Atribuciones y ámbitos de acción.- Las asambleas zonales tendrán las siguientes funciones: Elegir diez (10) representantes para que participen en la Asamblea del Distrito Metropolitano de Quito y un (1) representante de las comunas de la zona, asegurando que exista alternancia, equidad e igualdad de género, intergeneracional, interculturalidad e inclusión. Estos representantes durarán un año en sus funciones y podrán ser reelegidos por una sola vez; Respetar y exigir el cumplimiento de derechos, especialmente en servicios públicos; Analizar los planes de desarrollo y ordenamiento territorial distrital, en función de una planificación coordinada con autoridades y otras instancias de participación y desarrollo zonal; Realizar seguimiento sobre el cumplimiento de los acuerdos establecidos en el marco de la planificación participativa; Conocer y ser parte activa en los informes de rendición de cuentas; y, Participar de los mecanismos de participación ciudadana y control social, establecidos en la ley y la presente ordenanza.

Es la máxima instancia de participación ciudadana en el Distrito Metropolitano de Quito; de carácter proponente, recogerá las discusiones, deliberaciones y aportes de la ciudadanía, propendiendo a trabajar sobre los acuerdos, procesar y transparentar los conflictos. La asamblea de Distrito Metropolitano de Quito estará conformada por: El Alcalde o Alcaldesa metropolitana, o su delegado, quien la preside; Dos delegados del Concejo Metropolitano de Quito, elegidos de entre su seno y que durarán el mismo período contemplado para las comisiones permanentes; Un delegado de las comunas de cada zona del Distrito; Siete delegados de los Gobierno Autónomos Descentralizados Parroquiales del Distrito. Un representante de las cámaras de la producción del Distrito; Un representante de las organizaciones de trabajadores del Distrito; Un delegado del Consejo Metropolitano de Protección de Derechos; Diez (10) delegados por cada una de las asambleas zonales; Un delegado del Consejo Metropolitano de Planificación; Dos delegados de las universidades domiciliadas en el Distrito Metropolitano de Quito; y, Dos delegados de los colegios de profesionales de Quito.

Son funciones de la asamblea del Distrito Metropolitano de Quito, las siguientes: Elegir a los representantes ciudadanos que participarán en el Consejo Metropolitano de Planificación; Contribuir, como instancia de consulta y deliberación, a la definición y formulación de lineamientos de desarrollo, cantonal, sectorial y social; Conocer los planes de desarrollo y de ordenamiento territorial aprobados por el Concejo Metropolitano y los planes operativos anuales; Conocer y sugerir aportes a la planificación operativa anual y su correspondencia con el Plan Metropolitano de Desarrollo y Ordenamiento Territorial; Rendir cuentas a la ciudadanía sobre sus acciones; Ejercer control social, mediante el seguimiento y evaluación periódica del Sistema Metropolitano de Participación Ciudadana y Control Social; Propiciar el debate, la deliberación y concertación sobre asuntos de interés general, local y nacional; Conocer del ejecutivo de la municipalidad, la ejecución presupuestaria anual, el cumplimiento de sus metas y las prioridades de ejecución para el año siguiente; y, Proponer agendas de desarrollo, planes, programas y políticas públicas.